sábado, 21 de agosto de 2010

TODOS LOS CUENTOS


El informe del Lobo Feroz
Koldo Campos Sagaseta

El Lobo Feroz, en un nuevo esfuerzo por promover el respeto a los derechos humanos y las libertades en los cuentos, ha hecho público en estos días su tradicional informe. El estudio presentado en esta ocasión por el Lobo, estudio que busca servir de referencia a otros cuentos y niños, se propone acabar con los abusos, reforzar la capacidad de los cuentos para proteger los derechos humanos, y centrar la atención en quienes no cumplan las normas internacionales.
Nuevamente, el informe condena a Caperucita Roja por su ilegal tráfico de canastas de alimentos por el bosque, por su insistencia en perturbar la naturaleza, así como por desatender la atención de personas de la tercera edad y prestar asistencia a furtivos cazadores.
También se condena a Cenicienta por abandono del puesto de trabajo, connivencia con hadas terroristas, usurpación de identidades y vestidos, conducción temeraria de carrozas, y entrada ilegal en reales palacios. Igualmente, el informe censura el abandono de zapatos en escaleras públicas y la permanente campaña de difamación que Cenicienta sigue manifestando hacia sus hermanas y madrastra.
Tampoco Blancanieves se ha salvado de las críticas del informe por su fragrante y reiterada animadversión hacia la dignidad real, la recurrente falsificación de espejos y su respaldo a bandas de enanos indocumentados. En el informe también se denuncia a Blancanieves por complicidad con cazadores, sacrificio de ciervos y venta fraudulenta de corazones.
Sin embargo, el informe presentado por el Lobo Feroz, reconoce y destaca el avance que vienen observando en materia de derechos humanos y libertades: el Ogro y la Bruja, dado que el primero ha dado inicio a una exitosa campaña vegetariana de adelgazamiento renunciando, incluso, a la ingesta tradicional de su propia descendencia, y la segunda implementa en la actualidad una masiva construcción de viviendas de chocolate, todas dotadas de sus correspondientes hornos, que permitan a la infancia desvalida abandonar bosques y calles y disfrutar del calor de un hogar.
El informe del Lobo Feroz resalta, igualmente, los logros alcanzados en materia de derechos humanos por el Capitán Garfio que, lejos de arrojar a sus enemigos al mar, ahora los entierra cristianamente de dos mil en dos mil, y los significativos avances de Cruella de Vil que, aunque sigue utilizando abrigos de piel, ya no utiliza perros como materia prima, lo que ha merecido el elogio de 101 dálmatas y las reticencias de sus trabajadores.
Finalmente, el informe este año del Lobo Feroz, ha censurado la conculcación que se comete actualmente en algunos cuentos contra los derechos lingüísticos de los lobos que están viendo como sus gruñidos y aullidos son discriminados en beneficio de otras lenguas.
------------------------------------

16 INSTANTES DEL SIGLO PASADO

















------------------------------------

domingo, 15 de agosto de 2010

LOS INICIOS DEL ELEGIDO

Alguien se ha preguntado cómo empezó la vocación de cantor de nuestro bien alimentado Presidente Alan García. Aquí un video de su juventud en París (Francia, no Hilton) que nos muestra sus inicios en el bel canto. Vale llevarlo.


sábado, 14 de agosto de 2010

DIARIO DE LA DESOCUPACIÓN


Diario de la desocupación
Página 5: Pupilas Lejanas

“En unos años, el 70 por ciento de la población mundial tendrá Internet. El 30 por ciento restante seguirá teniendo sexo de la manera normal”
(Roberto Petinatto en su programa “Un mundo perfecto”)

“La ociosidad es la madre de todos los vicios y la mañosería es su niña engreída”
(Inspirada frase de la abuela)


Enciendo el ordenador. Una ligera sensación de ansiedad me invade.
El programa mensajero se desplaza y se instala en la pantalla.
Ella, F, luce como conectada en mi lista de contactos.
A través del micrófono ensayo, inútilmente, una voz seductora:
- ¿Bebe estás ahí? … Soy yo… tu caramelo… -
Desde el otro lado sólo percibo un silencio incómodo. Acepto la invitación para recibir las imágenes de su trasmisor personal.
Aparece en la escena un tipo con una expresión bastante seria. Es feo, cachetón y luce unos bigotes espesos. Parece una morsa.
Tiene sectores de canas en la cabeza como si fueran pequeñas islas.
-Soy Miguel Ángel – dice, -contigo quería hablar, buey-

Esos diarios lunes al sol del desempleo suelen ser invitaciones a la trasgresión. Uno espera que le renueven el contrato en la chamba y se pasa un mes en casa viendo películas antiguas y derramando cenizas y colillas de cigarrillo en todos los ceniceros. Y aunque uno haya tratado de aprender a vivir y convivir con la soledad llega el momento en que uno está, de verdad, inevitablemente solo y entonces derrapamos -con un entusiasmo digno de mejores causas- en los estrambóticos vericuetos de la red.
Así conocí a F. Ella es mejicana. Ama de casa que –como todas las mujeres casadas huecas- se siente descuidada y poco apreciada por el marido.
Puro cuento: el hombre se desloma trabajando mientras ella busca darle cuerpo a sus horas magras de ocio.
Sala de Chat de adultos. Conversación banal. El mal gusto del juego de las palabras en doble sentido.
Primero tecleas como loco esperando no cometer demasiados errores ortográficos. Luego conversas usando los audífonos y después te permiten ver sus pupilas lejanas usando el lente de una pequeña cámara Web.
Las de ella tenían el resplandeciente fulgor de una desenfadada liberación. Para ser una mujer que se decía sufriente parecía gozar, con una desbordante alegría, de la infidelidad a distancia que practicábamos entre alocados susurros, entre mostrarnos y exhibirnos, absurdamente coronados de impudicia.
Quería invitarme a conocer su país y hasta llegaba a ofrecerme los medios para materializar lo que hasta entonces era sólo el furor de un par de onanistas.
Dos semanas y media habían transcurrido y yo ya conocía todas las fronteras su cuerpo (de mujer cerca del inminente ocaso de los cincuenta) gracias a la magia de la tecnología moderna. Sus desnudos eran atrevidos y violentos.
Algo así como si hubiera una vergonzosa compensación entre la excitación del momento y la condenatoria vida aburrida y sin aventura del hogar.
De esa manera poco convencional creíamos inventar el amor como sustituto de nuestras pequeñas enterezas y unas obvias debilidades personales.

-Usted me confunde- le dije, tratando de mantener la calma,
-Soy amigo de F desde hace muchos años- agregué sin convicción
-Soy un hombre felizmente casado, padre de dos hermosos hijos, con un hogar constituido- añadí con un cinismo inútil,
-Mira buey, escúchame tranquilo- interrumpió fríamente (tanto así que empecé a sentir temor pese a que nos separaban miles de kilómetros de distancia)
-Agrádesele a Diosito que estas lejos, sino ya estarías en el hospital desmadrado en cuatro partes iguales- amenazó sin inmutarse y con una decisión absoluta, inquebrantable, totalizadora.
-Aunque mi mano puede alcanzarte si me retas, rétame buey, rétame- dijo y cortó la transmisión.

Ahora uso la computadora con fines menos extraños. Confieso que chateo muy poco, casi nada y que he sido leal a la gozosa reminiscencia de F.
Aún no me han visitados charros, mariachis o carteles vindicativos.
Creo que la peor virtualidad que experimentamos es desarrollar en este mundo, de por si bastante virtual, una experiencia hecha con retazos de inconciencia justa a nuestra medida. Y que como todo lo manifestado por el terrible animal humano carece de una necesaria grandeza creando barreras insalvables cuando tratamos de llegar a conocernos de verdad.
La realidad como tal, ya es sumamente extraña.
No la pienso complicar más.
H.D.P.
-----------------------------------

sábado, 7 de agosto de 2010

LA NOVIA Y EL GAS DE CAMPEONATO MUNDIAL









Campeones en calentar a las masas hasta provocar irreparables tragedias, los no dialogantes representantes del gobierno -para variar- están provocando una tensa situación en el Cusco.
No se trata de nuestra posición personal o la de la -bastante rangalida- oposición, sino de confrontar y corregir algunas actItudes de patrón patán y abusivo que no escucha porque no quiere o simplemente porque hago lo que me da gana porque tengo la sartén por el mango.
Larissa Riquelme nos escribiría para preguntarnos (con esa deliciosa tetudez que caracteriza a todas las ricotoncitas de empty head) si el Perú es un país tan bonito porqué hay tanta gente mala cerca del ombligo del mundo, mas aún cuando el gordito que tienen por Presidente siempre parece tan buena gente y que siendo los chilenos tan lindos porque no compartir el gas con ellos que lo necesitan para su industria bélica, si al final todos somos hermanos sudamericanos.
Protejamos el planeta -nos diría- basta de contaminarlo con protestas de seres resentidos que no entienden bien las cosas porque estan manipulados.
En fin, ustedes la sabrían entender, ya que tampoco la queremos para hablar de filosofía, pero si revisan los diarios encontrarán varias coincidencias con la manga de crotos que salen a defender tan paupérrima gestión de la admistración García (de paseo seguro en el extranjero como siempre que las papas queman)
Dios los cría...y apristas, derechistas y fujimoristas se juntan... como tontitas.
-----------------------------------

LA CORRUPCIÓN DE LA DEMOCRACIA por Ignacio Ramonet




El "caso Bettencourt" que zarandea Francia con su vendaval de arrestos, odios familiares, cheques ocultos, grabaciones furtivas, fechorías fiscales y donaciones ilegales al partido del Presidente Nicolas Sarkozy, está hundiendo el país en una profunda crisis moral. Liliane Bettencourt, una de las mujeres más ricas del planeta, poseedora de una fortuna de 17.000 millones de euros y propietaria del imperio de cosméticos y perfumes L'Oréal, se halla en el epicentro de un alucinante culebrón devenido asunto de Estado. Unas conversaciones robadas en su domicilio revelaron que el ministro de Trabajo, Eric Woerth, usó de su influencia (cuando era ministro del Presupuesto, y por consiguiente responsable de la administración fiscal) para obtener que su esposa, Florence, fuese contratada por la multimillonaria -con un salario anual de 200.000 euros- para administrar su fortuna... De paso, Eric Woerth, que también era tesorero del partido del Presidente, percibió presuntamente donaciones de decenas de miles de euros (1) para financiar la campaña electoral de Sarkozy... A cambio, se sospecha que el ministro hizo la vista gorda sobre una parte del patrimonio oculto de la dueña de L'Oréal: por ejemplo, varias cuentas millonarias en Suiza y una isla en las Seychelles valorada en unos 500 millones de euros...
Este asunto, de por sí bochornoso, adquiere mayor morbo en la medida en que Eric Woerth es el encargado de conducir la dura reforma de las jubilaciones que castigará a millones de asalariados modestos. En un ambiente de fuertes tensiones sociales y de motines de desclasados en los guetos urbanos, el "caso Bettencourt" está reactivando el viejo litigio entre las elites y el pueblo común. "El clima de la sociedad, advierte el filósofo Marcel Gauchet, se halla hoy impregnado de revuelta latente y de un sentimiento de distancia radical hacia los dirigentes" (2).
Francia no es la única democracia carcomida por la corrupción de algunos políticos y por la permanente confusión que muchos de ellos mantienen entre cargos públicos y beneficios privados. Está aún fresco en las memorias el escándalo de los abusos de los gastos parlamentarios a expensas de los contribuyentes, ocurrido en el Reino Unido y que, junto con otras causas, provocó el descalabro de los laboristas en las elecciones del 6 de mayo pasado. O el de la Italia de Silvio Berlusconi en donde, casi veinte años después de la operación mane pulite que decapitó a gran parte de la clase política, la corrupción, a modo de metástasis, vuelve a extenderse ante la impotencia de una izquierda paralizada y sin ideas. El Tribunal de Cuentas italiano, en su último informe, establece que los delitos de corrupción activa de los funcionarios públicos aumentaron el año pasado en más de 150% (3). Y qué decir de España, agobiada por los múltiples casos de corrupción de cargos públicos asociados a los "señores del ladrillo" enriquecidos por las delirantes políticas urbanísticas. Sin hablar del esperpéntico "caso Gürtel" que sigue coleando.
A escala internacional, la corrupción alcanza hoy, en la era de la globalización neoliberal, una dimensión estructural. Su práctica se ha banalizado igual que otras formas de criminalidad corruptora: malversación de fondos, manipulación de contratos públicos, abuso de bienes sociales, creación y financiación de empleos ficticios, fraude fiscal, disimulo de capitales procedentes de actividades ilícitas, etc. Se confirma así que la corrupción es un pilar fundamental del capitalismo. El ensayista Moisés Naím afirma que, en los próximos decenios, "las actividades de las redes ilícitas del tráfico global y sus socios del mundo ‘legítimo', ya sea gubernamental o privado, tendrán muchísimo más impacto en las relaciones internacionales, las estrategias de desarrollo económico, la promoción de la democracia, los negocios, las finanzas, las migraciones, la seguridad global; en fin, en la guerra y la paz, que lo que hasta ahora ha sido comúnmente imaginado" (4). Según el Banco Mundial, cada año, en el planeta, los flujos de dinero procedentes de la corrupción, de actividades delictivas y de la evasión de fondos hacia los paraísos fiscales alcanza la astronómica suma de 1,6 billones de euros... De ese montante, unos 250 000 millones corresponden al fraude fiscal realizado anualmente sólo en la Unión Europea. Reinyectados en la economía legal, esos millones permitirían evitar los actuales planes de austeridad y ajuste que tantos estragos sociales están causando.
Ningún dirigente debe olvidar que la democracia es esencialmente un proyecto ético, basado en la virtud y en un sistema de valores sociales y morales que dan sentido al ejercicio del poder. Afirma José Vidal-Beneyto, en su libro póstumo y de indispensable lectura, que cuando, en una democracia, "las principales fuerzas políticas, en plena armonía mafiosa, se ponen de acuerdo para timar a los ciudadanos" (5) se produce un descrédito de la democracia, una repulsa de la política, un aumento de la abstención y, más peligroso, una subida de la extrema derecha. Y concluye: "El gobierno se corrompe por la corrupción, y cuando hay corrupción en la democracia, la corrompida es la democracia".
Notas:
(1) En Francia, la ley de financiamiento de los partidos políticos del 11 de abril de 2003, limita las donaciones de las personas físicas a 7.500 euros al año.
(2) Le Monde , París, 18 de julio de 2010.
(3) Clarín , Buenos Aires, 17 de febrero de 2010.
(4) Moisés Naím, Ilícito , Debate, Madrid, 2006.
(5) José Vidal-Beneyto, La corrupción de la democracia , Catarata, Madrid, 2010.
-----------------------------------

DIARIO DE LA DESOCUPACIÓN


Diario de la desocupación
Página 4: Los ojos de Charito Barragán

Sinceramente no recuerdo si se me ocurrió a mi o se la escuche a alguien. Supongo que la idea tuvo su origen en alguna de esas noches de histérica borrachera.
El concepto es bastante simple: Ponerse vallas altas con el objeto de no sucumbir a la tentación o dejar algún mal hábito por una especie de implícita deprivación.
Me explico: Si se desea dejar de tomar licor, en lugar de exigirse a rechazar el trago por completo (lo que nos pone una cara de boludos a la vela en la primera semana de abstinencia) decidirse a tomar únicamente –por ejemplo- Amaretto di Saronno con hielo.
Ya sea por el hartazgo que nos produciría o por lo caro y prohibitivo del producto acabaríamos con la costumbre en dos papazos. No habría pierde.
El petulante de Churchill decía “me conformo con poco, solamente lo mejor” y San Francisco de Asís en el lado opuesto señalaba: “Deseo poco y lo poco que deseo, lo deseo, poco”. Sin compartir totalmente sus conceptos, y de manera contraproducente ellos inspiraban la muy original prueba.
La teoría sugería múltiples combinaciones en apariencia inalcanzables.
Pero normalmente no tomamos en cuenta la posibilidad del azar (que en el fondo no existe) ya que son intervenciones de una bien organizada jerarquía celestial siempre dispuesta a probarnos que los seres humanos tan sólo somos caquita de moscas sobre papel y que al parecer –hasta expandir honestamente la conciencia- siempre estaremos sujetos a un irónico destino, jugador y pendenciero.
No se (ni me interesa recordar) porque en esos tiempos deseaba no caer en la infidelidad. Sería porque estaba con el ego muy alto o porque desde cierta posición laboral (en la que contaba con algunas prerrogativas interesantes) era presa fácil de cualquier ambiciosa fémina o de una alguna arribista aventurera.
Todavía no estaba medio tío y de seguro me había dado la crisis del conocimiento de la metafísica que afecta generalmente a los maduros que empiezan a podrirse con la llegada de los segadores cuarenta y se cruzan con Saint German y Connie Méndez.
Yo decía –debo reconocer que en un tono ridículamente jactancioso- que a mi la sabrosa lujuria de la aventura extraconyugal no me seducía.
Y acotaba: solamente una mujer como Charito Barragán podría torcer mi fuerza.
Charito Barragán era, en ese entonces, una conocida señora del mundo de los gimnasios y el fitness, emparejada en esos tiempos, con un caballero que también era una figura en ese medio y que normalmente, al hablar, no podía pronunciar bien la erre.
Tenían un programa de televisión que yo veía (echado en la cama por supuesto) en donde enseñaban algunos ejercicios y aeróbicos (que no practique nunca por supuesto) y en el que la atracción principal era la indiscutible belleza y simpatía de la dama. Al menos para mí.
Debo haber proclamado tanto mi discursito de marras que algún amigo espiritual -aburrido con mis excesos verbales- interrumpió mi speech señalándome que era obsesivo luchar contra las pruebas que nos presenta la vida amparándonos en palabras.
Que nuestros días eran tan sólo eso, un camino de pruebas. Tan sólo eso y no le hice caso.
Describir emociones tan fuertes como la que sentí aquella noche en que volteando la mirada pude descubrirla departiendo alegremente en una mesa del Café en donde yo trabajaba sería como contarles lo que sienten los hombres cuando los parte un rayo.
Fueron breves segundos en los que sus ojos color miel (ignoro si eran cosméticos o naturales) me taladraron el alma trozándola en varios pedazos. Quede subyugado.
Ni hablar de la hiperventilación que me produjo cuando pasó a mi costado con esa sonrisa tan deliciosamente perfecta. Y menos de la sensación extraña que me invadió cuando horas mas tarde regresó al bar con su amiga V. A. y unos caballeros, para moverse sensualmente mientras bailaba sola, al son de un ritmo que hoy me parece la melodía del deseo.
Su sola presencia terminó por confirmarme en definitiva que la única forma de vencer las tentaciones es caer en ellas y que las hipótesis que solemos hacernos para evadir las tareas pendientes que traemos al mundo son poco útiles para pagar nuestros inevitables karmas.
Y aunque suene mentiroso y conveniente para quien pueda leer este diario desde esa noche he dejado de pensar en tantos deseos enhiestos y en las naturales prohibiciones que implican y creo que mis actos serán limpios mientras no trate de justificarlos con juegos mentales que en el fondo nacen del mar eterno de mis más escondidas emociones.
Charito Barragán se separó finalmente de su marido de entonces (que llegó a ser congresista de la bancada de la dictadura Fujimorista). Tuvo un par de escandeletes de prensa amarilla. Se casó con un sujeto respetable y espero que ésta vez sea muy feliz.
Y aunque no nos conocimos nunca, aún hay momentos, en que recuerdo sus ojos color miel con un ligero estremecimiento. Gracias por el fuego.
H.D.P.
----------------------------------

LA ESCOLTA DE JAIMITO BAYLY

video

Mi tía -que ya frisa una buena cantidad de pirulos- me ha enviado este video que procedo a colgar porque -además de ser bastante divertido- nos acerca a una realidad de anomia social posible y futura en la que todos votamos únicamente por joder. Chiste with message.

-----------------------------------

domingo, 1 de agosto de 2010

DIARIO DE LA DESOCUPACION


Diario de la desocupación:
Página 3 : Descripción subjetiva del entorno

Algunos escritores disponen –en la habitación en la que suelen escribir- de un luminoso y radiante ventanal que mira hacia el mar.
Yo, en cambio, que pertenezco al club de las campanas sin badajo -los inéditos- cuento únicamente con una ventana estrecha que se estrella de bruces contra los techos viejos y abandonados de la ciudad de Lima.
Desde esta vista, la ciudad parece una fiera que ha caído cansada y vencida, esperando tan sólo el puntillazo final de sus apacibles asesinos.
Los vehículos de transporte público cruzan como si fueran grandes reptiles y la gente transcurre despreocupada entonando las coplas de una atávica desconsideración.
Lima es una sombra del pasado que pudo ser feliz.
Lima es un gran pueblo joven.
Un asentamiento humano gigante plagado de rencores callados.
Un cono infinito de colores arribistas.
Una Constantinopla de formas y de fondo.
Una luz que al fondo del camino se hace obscura.
Mi ciudad por elección.
Escribo para ella. Por ella. Porque vivir en su seno es trajinar y querer al dolor.
Y porque este sentimiento aún no ha podido matarme del todo y aquello que no me alcanza para herirme lo suficiente, me hará mas raro, quizás hasta me haga sentir mucho mas fuerte pero innegablemente poseedor de muy poca dicha.
H.D.P.
-----------------------------------